La Cebolla Fuentes de Ebro DOP es la única cebolla con Denominación de Origen Protegida en España. Esta campaña, que se inicia ahora, esperan recolectar unos cinco millones de kilos hasta diciembre.

Uno de los alimentos aragoneses más reconocidos y dentro de unas dos semanas empezará a recolectarse. Pronto podremos volver a disfrutar de la Cebolla Fuentes de Ebro que se distingue de las demás por ser suave, jugosa y crujiente. Su sabor y propiedades organolépticas son apreciados tanto dentro como fuera de Aragón, y muchas viajan cada temporada hasta Francia o Italia, principales países importadores. Es importante recordar que se trata de la única cebolla en España con el sello de calidad de denominación de origen.

 

Según el presidente de la Denominación de Origen Protegida, Jesús Berdusán, esta campaña esperan recolectar unos cinco millones de kilos. Se trata de una cifra similar a la de años anteriores porque, como explica, quieren ir adaptándose a la demanda para evitar la sobreproducción. Saben que tienen margen de crecimiento, pero prefieren ir siguiendo las necesidades del mercado.

Esta temporada la D.O.P. cuenta con 100 hectáreas, una cifra superior a la del año pasado, repartidas en los seis municipios en los que se produce la variedad (Fuentes de Ebro, Mediana de Aragón, Osera de Ebro, Pina de Ebro, Quinto y Villafranca de Ebro). Todos ellos comparten el microclima que da a la Cebolla Fuentes de Ebro sus cualidades, y también tienen en común el objetivo de que el producto esté en la cabeza del consumidor durante todo el año, algo que reconocen complicado dada su estacionalidad, pues solo puede encontrarse en cocinas y mesas entre los meses de julio y enero.

Con el inicio de la campaña llegarán también las acciones de promoción. Este año, como explica Berdusán, la estrategia será similar a la de etapas anteriores, con presencia en diferentes actos promocionales y patrocinio de actos como carreras populares u otros eventos deportivos. También se insistirá en la actividad en redes sociales y en la publicidad en medios de comunicación, así como cartelería en los puntos de venta en los que se ofrezca auténtica Cebolla Fuentes de Ebro.

Como siempre, desde la D.O.P. insisten al consumidor para que se asegure de que está comprando Cebolla Fuentes de Ebro y evite confusiones. “Hay que buscar el logotipo y la etiqueta, no es suficiente con un cartel que indique que se trata de esta variedad”, puntualiza Berdusán. Aclara que, en ocasiones, se denomina “cebolla de Fuentes” a muchas cebollas dulces que no forman parte de la Denominación. Solo el logotipo y la etiqueta garantizan que el producto se ha cultivado y recogido siguiendo los estándares de calidad que marca la Denominación de Origen Protegida.

Jesús Berdusán asumió la presidencia de la D.O.P el pasado mes de abril, sustituyendo a Daniel Molina, que había estado al frente durante los últimos ocho años. Desde el principio prometió un mandato “continuista”, con un proyecto que comparte objetivo con el anterior: “consolidar el nombre de la Cebolla Fuentes de Ebro y ayudar al consumidor a diferenciarla del resto, poniendo la marca de calidad por encima de todo”. Un objetivo que volverá a guiar las actuaciones de la denominación en la nueva campaña que comienza en pocos días.

FUENTE:  www.goaragon.es

Top